La memoria es una cualidad imprescindible para la vida. A nivel neurobiológico, como estructura orgánica, está representada en el cerebro por conexiones entre neuronas que abarcan varias zonas, y los avances para para entenderla se encuentran entre los más importantes de la neurociencia contemporánea.

Hoy sabemos que los seres humanos contamos con varios tipos de memoria, y los recuerdos tienen un curso temporal: algunos permanecen durante un tiempo muy breve (memoria sensorial y de trabajo), mientras que otros duran semanas, meses y años (memoria de largo plazo). Podemos adquirir técnicas muy efectivas para mejorar cada sistema de memoria y generar reservas cognitivas para que no se deteriore en edades avanzadas.